Licencia Creative Commons Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Queda prohibido su uso comercial, copia u obra derivada sin permiso del autor

24.3.13

Decoración infantil con pintura sobre pared

El otro capricho que tenía pensado para la decoración de la habitación es un dibujo de unas ovejas que van saltando una mini-valla y se quedan dormidas. Pensé en hacerlo sobre vinilos o en hacerlo sobre foam y pegarlo, pero al final el gotelé afea mucho ese tipo de materiales y pensé ¿por qué no pintarlo directamente sobre la pared?
Tengo que reconocer que dibujar con pinceles pequeños sobre una superficie rugosa de gotelé ha sido un infierno, y que habría sido mucho más fácil sobre una pared lisa. Pero el resultado final queda muy bien y sobre todo mucho más barato que encargando vinilos y cosas parecidas.

PROCESO
Por si sirviera de guía para alguien que quiera hacer algo parecido, o simplemente por saciar la curiosidad, os detallo cómo ha sido el proceso:

1.-Boceto y prueba de color sobre papel
Como siempre hago, me gusta hacer un boceto previo sobre papel de la idea general del dibujo y probar colores, para así hacerme una idea de lo que tengo que comprar posteriormente: color carne, color blanco, verde, marrón, etc. Prefiero ir probando sobre el papel formas, presentar a las ovejas más arriba o más abajo y ver su efecto, cambiarles los ojos, etc... que hacerlo sobre la pared y llenarla de "líneas sucias" que posteriormente son muy difíciles de quitar.

2.- Material: pintura de pared especial para decorar y pinceles
En la sección de pinturas para pared del Leroy Merlyn o de cualquier almacén o tienda de pinturas, venden actualmente botecitos pequeños para decoración de paredes. Los suelen vender además con unas plantillas con formas de plantas, animales, etc... para pintar sobre ellas en modo "esponja" o "puntillista". Se trata más o menos del mismo tipo de pintura de pared, resistente tras su secado, que se puede limpiar con agua, y que mezclada con un poco de agua -muy poco- da mucho de sí. Yo compré un bote por cada color (blanco, carne, marrón, verde y negro). Lo malo es que no es una pintura barata y cuesta unos 7€ cada color. Lo bueno es que por 35€ tenemos una decoración que de usar vinilos nos costaría unos 100€ (y creo que me quedo corto).
En el caso de los pinceles, mejor si son duros. ¿Los tamaños? Bueno yo en este caso usé el grosor 14 para colorear, el grosor 6 para colorear partes más pequeñas, el 4 para hacer la línea negra y el 0 para la línea negra de las ovejas lejanas y los detalles más pequeños. El precio aproximado suele ser de 1€ por pincel, en el caso de pinceles buenos.

3.-Dibujo de líneas a lápiz sobre la pared
Manos a la obra. Teniendo siempre el dibujo de referencia cerca y haciendo una primera medición de lo que queremos que ocupe el dibujo completo, vamos dibujando con un lápiz normal y corriente sobre la pared. Si es un lápiz que no es muy graso (HB) se puede borrar además con una goma de borrar sin problemas.

4.-Coloreamos con pintura entre las líneas a lápiz
Sin miedo, mezclamos la pintura en un vasito con un pelín de agua, removemos y aplicamos directamente sobre la pared, teniendo cuidado de no tapar del todo las líneas a lápiz para no perder la referencia cuando apliquemos la línea negra definitiva. Ojo, no mezcléis con mucho agua porque entonces la pintura pierde espesor y gotea.

5.-Línea negra definitiva
Una vez que tengamos todo coloreado, y cuando nos aseguremos de que está bien seco (ya sea esperando unas horas, o aplicando aire frío con un secador de pelo), vamos dibujando la línea negra que irá dando el aspecto definitivo al dibujo. ¿Por qué esperar al secado?, bueno, sino lo hacemos seguramente el negro se mezcle con los otros colores que encontremos debajo. Además nos llevaremos con nuestras propias manos la pintura de color al ir haciendo la línea.
Vamos haciendo la línea muy despacio, y usando diferentes grosores de pinceles según el objeto esté más cerca o más lejos, cuanto más lejos más fino. Así conseguiremos cierta sensación de profundidad.


6.-Últimos retoques y resultado final
Aunque hayamos tenido especial cuidado, es normal que nos hayamos salido un poco de la línea. Para corregir esas salidas, nada mejor que abrir esos botes de pintura que guardamos a medias cuando pintamos las paredes de la habitación, usar el color de la pared e ir repasando los contornos del dibujo.
 Ya tenemos nuestro mural, por unos 40€, y duradero. Bueno, por lo menos hasta que el peque descubra que pintar con sus ceras o "rotus" en las paredes le encanta. Ahí nos tocará repasar, asi que .... guardemos los botes por si acaso.
Espero que os haya gustado este "paso a paso". Yo me lo he pasado pipa haciendo el dibujo y mostrándoos cómo lo he hecho. ;)

Decoración infantil de estor con dibujos de animales

Mis dos últimas andaduras han estado relacionadas con la decoración infantil, ya que en breve habrá un nuevo inquilino en casa, y quiero que vea colores, cosas vivas y alegres, lejos del minimalismo predominante de hoy en día, cortado por el mismo patrón de las revistas de estilo, y que personalmente creo que está llenando las casas de habitaciones aburridas. Tras dar muchas vueltas por tiendas de decoración, y no ver nada que me convenciera, decidí hacerlo yo mismo. Por un lado un dibujo pintado en la pared y por otro un estor. Aquí trato el proceso de decoración del estor con dibujos de animales. Para ello conté con la inestimable colaboración de mi colega Alberto de Las Heras, gran dibujante.

Resultado final

Como siempre digo, no pretendo sentar cátedra, sólo compartir mi experiencia, por si pudiera servir de ayuda a la gente que se atreva con ello, o simplemente para saciar la curiosidad de gente que como yo, anda todo el día mirando y aprendiendo por internet todo lo relacionado con la ilustración y sus técnicas.
PROCESO: 

1.-Bocetos y pruebas de colores
Primero dibujé unos bocetos de los animales que quería pintar sobre el estor, nada complicado, algo sencillo. Busqué inspiración en infinidad de dibujos que encontré por internet bajo el término de búsqueda "animales infantiles" y similares, cogí ideas de uno y de otro y así salieron estos curiosos animalillos. En el caso de los pájaros, tenía que estar un pájaro del corto de Pixar (dibujo superior izquierda), como guiño al que para mí es el mejor corto que han hecho nunca.

Acto seguido escaneé las hojas e hice una prueba rápida de los colores que iba a usar para colorearlos. Tomé unas muestras de los 11-12 colores típicos de cualquier caja de rotuladores o ceras para orientarme, y con ellos coloreé el boceto. Algo sencillo, que esto no es para enseñar, sólo para orientarme.

2.-Material: estor y rotuladores
En este caso compré un estor en Leroy Merlyn color crema, un color clarito con la idea de dibujar encima animalillos. El estor es barato, no pasa de 30€, pero el tema de la pintura para tela es otro cantar. Tras preguntar en varias tiendas de bellas artes y especializadas en dibujo, me decían que la pintura tenía que ser en botecitos y darse con pincel. Cada color cuesta entre 5€ y 7€, eché cálculos y la cosa se disparaba de precio, así que busqué por internet y me enteré de que existen los llamados "rotuladores para tela". Di con la gente de "Repro-Alba" y los compré al precio de 1,57€ la unidad, mejor de precio ¿no?. En 24hrs. los tenía en mi casa. Gente muy profesional la verdad. El link es éste: Rotuladores para tela  Se comportan como rotuladores normales, pero después de pintar tenemos que planchar encima de los dibujos sin vapor para asegurar una fijación duradera.

3.-Boceto y dibujo de líneas sobre la tela
¿Ya tenemos todo? Bien, buscamos una mesa con buena luz natural y empezamos el proceso. Es bueno tener cerca los dibujos que hicimos sobre papel para no perder la referencia. (Miguel Ángel tenía siempre al lado sus cuadernos de bocetos para pintar la capilla sixtina ya que es muy complicado dibujar de memoria y más complicado dibujar de memoria unos monigotes que son pequeños en papel y van a ser más grandes en su versión final en tela)


Primero dibujamos las líneas sobre la tela con un lápiz, en este casó usé los mismos lápices de colores para abocetar que uso normalmente sobre papel ya que son más claros y se borran fácilmente. A continuación coloreamos entre esas líneas con los rotuladores. La idea es tener todo coloreado y posteriormente aplicar las líneas negras con rotulador.

4.-Coloreado definitivo con rotuladores y trazado de líneas negras
Un consejo para colorear con rotuladores: como no es una pintura opaca, a lo mejor viene bien dar una capa, esperar un rato -15 min- y volver a dar otra, sino puede que se vean los trazos del coloreado y no a todo el mundo le gusta eso.

Ah! Otro consejo importante: A la hora de trazar las líneas negras definitivas  hay que asegurarse bien de que el color que hemos aplicado previamente esté bien seco, sino las tintas se mezclan y se emborronan, quedando un efecto feo. En esta foto podéis ver en el pico del pájaro el efecto ese de mezcla tan feo del que hablo.
 
A nosotros nos ocurrió, y desde entonces descubrimos que utilizando un secador de pelo, se secaba muy pronto el color y podíamos continuar dando las líneas negras sin problema.
 Continuamos siguiendo siempre el mismo proceso: boceto con lápiz, rellenar colores con rotuladores, secar bien con el secador y finalizar el dibujo con líneas negras definidas.
  

5.-Últimos retoques, planchado y montaje del estor en la habitación
Cuando hemos terminado todos los dibujos a lo mejor necesitamos dar alguna capa de color más en algún sitio o retocar con el negro ciertos detalles. A continuación planchamos sin vapor la tela del estor con los dibujos, no hace falta poner un trapo entre medias ya que la tinta lo aguanta y es lo que necesita, mucho calor. Ya está listo. El resultado final ya montado en la habitación está al principio de este post. Espero que os haya gustado. ;)